Volver al indice de Tortugas

Evolución

La evolución de las tortugas se remonta al periodo Triásico a principios del Mesozoico hace aproximadamente 200 000 000 de años, cuando incluso los dinosaurios no dominaban por completo sobre la tierra. La tarea de establecer con exactitud el origen evolutivo de las tortugas se ha tornado complicada por el hecho de que existen escasos registros fósiles de las formas más primitivas, sin embargo hay quienes señalan a los cotilosaurios como el posible inicio, ya estos animales que datan del Pérmico inferior, poseen un cráneo anápsido como el de las tortugas el cuál se considera un carácter de importancia evolutiva. Aparentemente los cotilosaurios fueron muy comunes hasta finales del Paleozoico.

Se cree que las verdaderas tortugas aparecen y se diversifican durante la segunda mitad del periodo Triásico es decir hace aproximadamente 200 000 000 de años, ya que en los fósiles encontrados correspondientes a esta etapa se observan caparazones con formas similares a los actuales pero con elementos óseos de placas supramarginales las cuáles se encuentran en algunas de las tortugas actuales. También se observan elementos óseos extras en el plastrón similares a los presentes en la tortuga lora (Lepidochelys olivacea).

El género Meiolania, data del jurásico y era tortuga gigante terrestre que tenía cuernos en la cabeza y la cola terminaba en una armadura ósea erizada de picos, ambas estructuras cubiertas con puntiagudas vainas córneas. Numerosas formas del grupo se extinguieron en el Cretácico Superior. Fue en este periodo cuando en Norteamérica existieron las gigantescas tortugas marinas , contemporáneas de los ictiosaurios y mosaurios, (lagartos ictiformes, con más de una decena de metros de largo) como por ejemplo Archelon y Protostega tortugas incluidas en el suborden Cryptodira, de poco más de tres metros de longitud total y más de cuatro de envergadura en las aletas anteriores. Los fósiles de ambas especies tienen las placas costales del carapacho muy angostas, por lo que presentan amplias fontanelas transversales; el carapacho de casi dos metros de largo y muy posiblemente el plastrón estaban cubiertos de escudos córneos, como en las tortugas modernas.

Actualmente sólo sobreviven 2 familias de tortugas marinas, Cheloniidae con 6 especies y Dermochelidae con sólo 1 especie.

Cheloniidae , familia que incluye a la mayoría de especies de tortugas marinas actuales, tuvo sus primeros representantes a finales del Mesozoico, en el Cretácico Superior, hace por lo menos 100 millones de años, con un gran número de géneros que proliferaron en todos los mares tropicales de la época pero que también en su mayoría se fueron extinguiendo antes de terminar el Cenozoico, quedando en la actualidad sólo cinco géneros con siete especies.

El momento en que se origina la familia Dermochelyidae de la cuál actualmente sólo sobrevive una especie, no es claro, sin embargo desde el Cenozoico, a partir del Eoceno, se han encontrado representantes de cuatro géneros.

Todas las especies de tortugas marinas pertenecen al suborden Cryptodira, que incluye a las tortugas que poseen cuello retráctil en el plano vertical, por lo común los huesos del plastrón no incluyen mesoplastrón. En su mayoría presentan escudos córneos que cubren dorsal y centralmente a la concha.

Subir