Volver a Cetáceos

Reproducción

Los cetáceos poseen una gran variación de estrategias de reproducción y cortejo. En términos generales, el cortejo depende de la distribución de las hembras que al final están en función del hábitat o el medio circundante. De esta forma, el cortejo se ha convertido en una competencia de machos, en donde los más capaces poseen un número grande de crías.

Normalmente las hembras invierten más tiempo en criar que en los machos de su misma especies. Debido a esto, los machos no gastan tiempo ni esfuerzo en la crianza y dedican más tiempo y energía en el cortejo. Todo esto da como resultado que la poliginia sea la estrategia reproductiva más común dentro de los mamíferos marinos. La monogamia es desconocida hasta el momento.

Algunas de las estrategias de los machos de defines o ballenas incluyen despliegues visuales o acústicos para atraer hembras. El caso mas conocido es el de la ballena jorobada en donde el macho crea una compleja canción para atraer hembras. Ver detalles

Como muchos otros grandes mamíferos los cetáceos tienden a producir una única cría y mantenerla por mucho tiempo. La gestación es relativamente larga variando de 8 a 16 meses (cachalote) dependiendo de la especies. La lactancia varía mucho desde unos días hasta varios años. Esta duración de lactancia es común en especies de alta cohesión social como las orcas o los cachalotes.

Los cetáceos tienden a estar maduramente sexuales en varios años, aunque esto varia entre especies. Por ejemplo, la ballena jorobada madura en 4 años mientras que la bowhead normalmente no madura hasta pasar de 15 a 20 años. Esto porque en especies de poliginia los machos no maduran hasta tener capacidad de competir con otros machos.

Subir